KinesiologíaKinesiología. Qué es y tipología.


La kinesiología es la terapia a base de movimientos, estos movimientos pueden ser practicados de diferentes maneras, ya sea por masajes, por posiciones o por ejercicios particulares.
La Kinesiología trabaja con el movimiento y permite tratar todo tipo de bloqueos porque consigue la comunicación entre lo físico y lo energético que hay en nuestro Cuerpo. Esto es posible gracias a unos tests musculares que evalúan nuestro estado general en cuatro niveles: químico, mental, estructural y emocional.
Esta terapia se divide en tres ramas: la Kinesiología Holística, que trabaja todo el cuerpo y sus partes, y que utiliza la técnica del Arm Reflex; la Kinesiología Específica, que trabaja de forma concreta un músculo; y la Kinesiología Aplicada, que funciona gracias a diferentes pruebas musculares.
Gracias a la Kinesiología el terapeuta detectará los desequilibrios que se producen en su paciente y de esta manera podrá aplicar la terapia más adecuada y prioritaria. La Kinesiología aplicada a las técnicas manuales es una herramienta de análisis y corrección de un trabajo terapéutico ya que facilita los medios para integrar el test muscular de precisión como valoración de la estructura y funcionamiento del cuerpo humano.

La kinesiología holística estudia los cambios en el tono muscular para descubrir las causas de desequilibrios en nuestro cuerpo
El cuerpo tiene una tendencia natural a la auto curación pero, ¿qué sucede cuando se bloquea y surgen síntomas de que algo no funciona? La Kinesiología Holística busca el porqué a través del estudio de los cambios que se producen en el tono muscular.

 

La kinesiología, una nueva terapia a evaluar


El cuerpo a lo largo de su vida sufre una serie de alteraciones que lo desequilibran dando lugar a una serie de síntomas que prueban que algo no va bien. Diferentes terapias y medicinas alternativas tratan de devolver al cuerpo su fuerza y su equilibrio. Entre ellas destaca la kinesiología holística, que estudia los cambios en el tono muscular para poder descubrir las causas de los desequilibrios que se producen en nuestro cuerpo. Así, esta medicina alternativa considera a la musculatura una pieza clave para conocer la causa primera de un fallo en la salud. La musculatura pues, no estaría encargada sólo de provocar movimiento, sino que sería un espejo del subconsciente y como tal, nos daría una información profunda para conseguir que el cuerpo no se bloquee y lograr la auto curación.
La kinesiología permite al terapeuta evaluar al paciente y tratar a éste desde una visión de conjunto, activando así, su propia regeneración. Algunos especialistas de este método han llegado a afirmar que la kinesiología consiste en permitir que el cuerpo al completo desarrolle consciencia, convirtiéndonos de algún modo en directores de nuestra propia salud.

 

¿Cómo se desarrolla la kinesiología?


El terapeuta que desarrolla la kinesiología intenta conseguir que sea el propio paciente el que sea capaz de activar sus propios estímulos de regeneración antes de manipularlo con cualquier tipo de información externa. Se trata pues, de considerar al paciente como un organismo global sometido a varios factores, más que como un conjunto de síntomas.
Dentro de un sistema en el cual se comunican y entrelazan diferentes niveles tanto emocionales como físicos, será el propio cuerpo del paciente el que vaya desentrañando el porqué de sus desequilibrios mediante un test muscular manual realizado por el especialista. En la kinesiología holística el sujeto debe de comprender como coordinar de forma saludable las propias capacidades de adaptación que permitirán a su cuerpo asentar las bases de su auto curación.

 

El test muscular


El test muscular es aquel que se realiza al paciente con el fin de hallar los posibles desequilibrios de salud considerando al paciente como un todo cuerpo-mente. Así por ejemplo, para que un brazo se mueva de forma correcta no es necesario sólo fuerza, sino también que se mande al cerebro una información neurológica óptima para que se produzca dicho movimiento. El test muscular nos va a suministrar información de cómo se hallan los músculos estudiados, músculo indicador, y de los desequilibrios posibles ante los estímulos realizados. Así por ejemplo, un músculo determinado sometido a una situación de estrés puede debilitarse o todo lo contrario, contraerse. El test nos da información concreta sobre nuestros niveles energéticos para así poder elaborar un mapa de los posibles desequilibrios del paciente en un determinado momento de su vida.