kobidoLucir una piel perfecta, relajada, y que muestre salud y juventud, es uno de los grandes deseos de muchas personas. Sin embargo, el estrés, las prisas, la contaminación, y tomar el sol en exceso y sin una protección adecuada, son factores que estropean nuestra piel y hacen que se vea mucho más vieja de lo que realmente es. Uno de los mejores tratamientos para cuidarla y rejuvenecerla es el masaje Kobido, una técnica milenaria que llega desde Japón y aporta salud y brillo a nuestra cara.

El masaje Kobido, también conocido como lifting facial natural, es una terapia neurosensorial procedente de la tradición oriental que busca, mediante una perfecta mezcla de movimientos rápidos y lentos, mejorar el aspecto de la piel y, con ello, también la salud. Este tipo de tratamiento es exclusivo para la cara, aunque cada vez es más común encontrarnos con quienes lo practican también en el cuello y los hombros.

La técnica Kobido repara los problemas de la piel mediante el movimiento de las toxinas naturales presentes en los músculos subcutáneos de la piel. Gracias a la acupresión y a la combinación del masaje, el drenaje, y otras técnicas como el shiatsu, se logran grandes resultados tanto a medio como a largo plazo. Con la reflexología facial del masaje Kobido se busca no sólo la mejora de la calidad de nuestra piel, sino que también se trabajan puntos neurosensoriales y energéticos que mejoran la salud. Así, el terapeuta usa movimientos precisos, ya sean profundos, que trabajan la musculatura de nuestra cara, o superficiales, que nos proporcionan bienestar.